Una de esas personas

Hace apenas tres semanas recibí en mi bandeja de correo electrónico un mensaje de una amiga, antigua compañera de trabajo. El asunto estaba en inglés, cosa que captó mi atención. Lo abrí y comencé a leerlo por encima, estaba claro que ese mensaje no era como los demás, esos que recibes de publicidad, ofertas de cursos online y suscripciones a programas, páginas y cosas por el estilo que mandas directo al correo no deseado.

Resulta que esa primera lectura hizo que quisiera leerlo de nuevo cuando dispusiera de tiempo. Y así fue. Horas más tarde conocí una historia y un proyecto interesantes.

Días después tuve la oportunidad de reunirme con esta persona y ahí fue cuando me contó la hazaña de su hija. El correo iba sobre la nueva aventura de ésta por tierras africanas en proyectos sociales. Desconozco el grado de implicación de las celebrities en dichos proyectos, si por cada foto con niños necesitados aportan algo a sus delicadas vidas. Me da pena leer un titular en el periódico donde se exalta que tal jugador ha donado los ingresos de su boda o un salario a una fundación o acción solidaria. La historia de esa hija está fundamentada desde el anonimato, de persona a persona, con trabajo, lucha y tesón.

He titulado esta entrada “una de esas personas” porque pienso que hay pocas como ellas. Esta joven es una de esas personas que ven la injusticia y convierten las palabras de reproche en acciones que interpelan a los gobiernos u órganos. Es de esas personas que van más allá, no se quedan en su comodidad.

Lo que caracteriza a esas personas es fruto de un corazón grande. Todo lo que ponen en juego, hasta su vida, es por el amor que tienen por las personas, por cada una, sin importarles de dónde vengan, qué han hecho o cómo visten. Quizás no han sido conscientes de las injusticias que hay repartidas alrededor de todo el globo terráqueo y, de repente, un día despiertan de su vida fácil (entiéndase libre de problemas gordos como los que afloran en África) y tengan ganas de hacer algo en la vida. Algo grande. A ojos de los demás será grande pero para una de esas personas es una obligación, un deber y sobre todo, un gusto el poder ayudar.

La hija de mi amiga se ha encontrado con la llave que le abre la puerta a la vida plena. Una acción de voluntariado, un país diferente, un objetivo, una experiencia, ha hecho que se cuestionase su vida. Estas acciones son las que marcan la diferencia. Admiro a una de esas personas. Y agradezco esa pequeña acción como es la de enviar un tímido pero cercano correo electrónico y darme la oportunidad de conocer otras realidades. Es increíble lo que podemos llegar a mover las personas si hay detrás una de esas personas.

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Amanda Martinez dice:

    Solo puedo darte las gracias, Rocio.
    Gracias por haber dedicado una entrada a todas aquellas personas que persiguen sus sueños, las animas a seguir queriendo hacerlo.
    Yo creo que todos tenemos un poco “de esa persona” dentro nuestro, y cada uno desde su pequeño mundo y circunstancias hace lo que puede por cumplir la “misión” que ha elegido…
    La clave es saber y darse cuenta de lo que verdaderamente queremos en nuestras vidas.
    Luego sólo tienes que luchar por ello, y, cuando lo haces, te das cuenta de que es mucho más fácil de lo que creías.
    De nuevo, gracias.
    Un besazo enorme bonica, te espero en Camerún!

    Le gusta a 1 persona

    1. Y ahora Amanda jr, qué lujo tenerte(os) por aquí. Otra vez: lo claváis. No puedo añadir mucho más salvo un gran gracias. Da gusto y alegra ver cómo otras personas van haciendo y construyendo su vida. También espero un día cruzarnos por los pasillos del colegio de Camerún. ¡Saludos!

      Me gusta

  2. Amanda Rodilla dice:

    Gracias por lanzar este sincero mensaje…De esta forma estás ayudando a que esa persona siga adelante con su sueño…Cada uno, desde nuestro pequeño lugar en el mundo, podemos hacer posible que todo sea mejor…No es más importante la misión de unos u otros…Cada uno tenemos la nuestra. Puede parecer insignificante pero…no es verdad…
    Hoy necesitaba leer algo así…
    Gracias por tu sincera amistad

    Le gusta a 1 persona

    1. Tu comentario podría incluirse en la misma entrada. Has dado en el clavo. Creo que las gracias están mejor dichas hacia ti. Un saludo y feliz verano.

      Me gusta

Tu turno

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s