Navidad GOUM

Cada año te detienes en este día. Lo marcas en tu calendario y procuras no tener ningún compromiso. ¿Qué tendrá de especial? O mejor, ¿por qué es tan importante para ti? Hace poco escuché una reflexión que me hizo darme cuenta de lo que significa que Dios se haga hombre y nazca en un pesebre. Dios se hace hombre para poder estar contigo. ¡De ahí su nombre, Emmanuel! (Dios con nosotros). No viene a solucionarte la vida, sino a acompañarte en cada paso que des en ella. Nunca más caminarás solo. Lo pudiste experimentar en el GOUM, aun cuando el sol brillara fuertemente, los kilómetros se hicieran más largos cada vez, no encontraras a la tribu o la cantimplora estuviera casi vacía, Dios estaba contigo para recordarte que puedes si tienes la mirada puesta en Él. Que todo aquello que anhelas no es un imposible si permaneces a su lado. Y Él quiere estar contigo, no te abandona nunca aun cuando tú no lo sientas, ni veas ni entiendas sus tiempos. ¡Él está contigo! Es el amigo fiel. ¿Cuántas veces has anhelado un amigo así? Un Amigo que te escuche, te comprenda, te confronte, te aliente, te quiera… ¡Una compañía para toda la vida! Una Luz que te muestre siempre el norte.

Nació en un pesebre. Sabes bien que un pesebre no era una habitación de lujo en un hotel de cinco estrellas. Un pesebre era lo peor para que una persona descansara. Estaba rodeado de suciedad, tenía mal olor y no desprendía belleza. ¿Te suena? Quizás en el GOUM te paraste a pensar en la suciedad que contiene tu corazón, en el mal olor que desprende tu actitud egoísta y en lo poco atractiva que parece tu vida. Y, quizás, perdiste la esperanza, tu mirada se fue directa al suelo y no supiste por dónde continuar. ¡Estabas perdido! Cuántas veces miraste en el mapa para reconocer el camino de vuelta a casa. O el camino directo a la conquista de las dificultades que se te presentaban, una tras otra, en cada etapa. Perdido entre tu miseria miraste hacia el cielo preguntándote dónde estaba Dios ahí. ¿Por qué no hace algo? Desconozco si al final del desierto experimentaste que Dios quiere estar contigo y quiere morar en tu pesebre interior, ¡en tu miseria! ¿No es alucinante? Dios está dispuesto a quedarse junto a ti estés donde estés y estés como estés. No le importa, ¡le importas tú! ¡Qué Amigo! ¡Qué Amor! ¡Qué Misericordia! ¿Cuántas veces has anhelado una acogida de tu vida así? Dios quiere llenar tu corazón de esperanza para que puedas seguir caminando con la cabeza alta y los pies en el suelo. Dios quiere llenar tu corazón de amor para que puedas quererte y aceptarte tal como eres. Dios quiere llenar tu corazón de verdad para que puedas vivir en plenitud, ¡lo que Él tiene pensado para ti!

Navidad, ¿por qué es tan importante para ti? Ahora lo tienes un poco más claro porque la pudiste vivir en el GOUM antes, durante y después. Antes, gracias al tiempo de preparación, como el Adviento. Fue un tiempo de comprobar cómo estabas, qué necesitabas para poder terminar el GOUM. Durante, gracias al encuentro y la compañía de la tribu. Fue un encuentro de acogida, de escucha y de amor en los pequeños detalles. Después, gracias a la huella que dejó en tu corazón aquella experiencia de conversión de tu mirada, caminar y corazón. La Navidad es un encuentro contigo mismo, con tus hermanos y con Dios. Dios nace para estar contigo. Dios nace para estar con nosotros. ¿Por qué quiere estar contigo? El GOUM te dio una respuesta, ¿la recuerdas? ¿Por qué quiere estar con nosotros? El GOUM nos lo mostró. ¿Viste nuestras caras? ¿Y la tuya? ¿Viste nuestras miradas? ¿Y la tuya? ¿Escuchaste nuestras luchas? ¿Y las tuyas? ¿Escuchaste nuestros testimonios? ¿Y el tuyo?

Navidad, ¿qué tendrá de especial? Creo que ya lo empezaste a descubrir en el silencio. Silencio que te hablaba de algo más, de Alguien. Un silencio lleno de sonidos de la naturaleza, de tu propia respiración, de los pasos dados, de las risas y emociones de los demás y las tuyas. Dios llegó en el silencio de la noche. San José y la Virgen María en espera alegre. ¿No es esto la Navidad, una espera alegre de lo que Dios venga a traer a nuestro pesebre interior?

Anuncios

Tu turno

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s