Ese gran desconocido

Quizás alguno piense que os voy a hablar del Espíritu Santo por aquello de haber empleado las mismas palabras con las que se le considera desde hace años. Lo dejaré estar para cuando se acerque la ocasión. El “gran desconocido” eres tú. Soy yo. Somos todos. Cualquiera que habite la Tierra. Para todos empezamos a…